miércoles, 14 de octubre de 2009

DESPUÉS DE CONTAR UN CHISTE MUY MALAMENTE

B: es malísimo, eh

P: no, no, en realidad el chiste si lo cuentas bien es gracioso, la culpa soy yo, que con los años he ido perdiendo la gracia, antes sí, antes contaba muy bien los chistes, y de pequeña me hacían corrillo y era muy graciosa... pero ya no... no sé... ¿ves? este chiste con 10 años menos lo habría bordao.